Almas vagantes.


Hace unos días, en clase, hablamos de la muerte. Hablamos de qué le pasaba a un alma cuando su cuerpo dejaba de existir. Todas esas personas iban a algún lado, vagaban hasta cansarse de lo que es vivir. Almas en pena o almas felices, todas aún con algo de poder sobre este mundo ya que todavía no han terminado de existir. No me suelo creer estas cosas, prefiero no tener consciencia sobre lo que no puedo controlar.

Ese día llegué a mi casa como cualquier otro. Me senté a escribir un post, mientras escuchaba un poco de música. Estuve dando vueltas a todo aquello que habíamos estado hablando en clase. Poco a poco, la luz natural se iba yendo. Ya llevaba unas horas editando, y me levanté a descansar un rato. El contacto con el suelo era frío, y húmedo. Las sobras de los muebles parecían mucho más oscuras que de costumbre. Empecé a caminar, y de pronto la ventana se abrió, dejando entrar una corriente de aire gélido. Siempre he dicho que en mi ciudad hace mucho frío. Al cerrarla, un escalofrío recorrió mi espalda. Oí un murmullo a mi espalda, como si alguien farfullara algo entre dientes. Me giré pero no había nada. Empecé a sentir miedo. Sabía que era mi imaginación, así que seguí con mi paseo por la casa. De pronto, noté como algo me agarraba mis pies descalzos. Grité del pánico y comencé a correr hacia el salón. La misma voz seguía atormentándome, pero esta vez podía entender lo que decía. "Venga Miri, es tu hora de descansar. Ven conmigo" Me tropecé y caí al suelo. En frente de mi, estaba la esquina del mueble del salón. Por unos centímetros me hubiese abierto la cabeza. La sombra del mueble se hacía cada vez más y más grande, hasta que me envolvió. Intenté gritar, cada vez con más ansias, pero solo salía aire de mi garganta, ningún sonido. Me quedé inmóvil, sin saber que hacer. Una cara empezó a aparecer por las paredes. Me cogía de pies y brazos, y me tiraba del pelo mientras reía cruelmente. Oí unos pasos viniendo hacia mí. Estaba temblando. Cerré los ojos. No podía hacer nada más.

Ese día aprendí que hay espíritus que aún pueden ejercer su fuerza de voluntad sobre nuestro mundo, y aunque ellos supuestamente hayan dejado de existir, sus vivencias y recuerdos siguen ahí, interfiriendo con nuestra realidad.



9 comentarios:

  1. Ese momento en que te preguntas si es una historia inventada o real.. y luego ruegas porque sea inventada O-O *pánico, pánico, pánico*. ¡Saludos! (?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Simplemente me alegroa mucho que te gustase ^^
      Besos :3

      Eliminar
  2. Solamente espero que estoy no fuera real, madre mía >.<
    Un besito y feliz Halloween,
    Chin~

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, espero que nunca lo sea :"D
      Feliz halloween a ti también :3

      Eliminar
  3. Ya no duermo, gracias miri.
    Bss.
    Sophie~

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uups, por lo menos espero que pasases un rato entretenido ^^
      Besos :3

      Eliminar
  4. Que miedo! Me encanto tu blog, ya lo estoy siguiendo. Eres "so creative" jaja ♥
    Saludos desde www.ponteguapaconyala.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, muchas gracias Yala!!
      Me paso ahora por tu blog ^^
      Besos :3

      Eliminar
  5. Buenas tardes, la foto me ha impactado un poco jajaja pero el texto me ha enamorado, menuda manera de usar las palabras! Te sigo y nos leemos pronto, un besazo

    ResponderEliminar

♥ Muchísimas gracias por dejar tu comentario ♥

Espero volver a leerte pronto :)

 

Únete :)